viernes, 20 de julio de 2018

Hoy es noche de campanas.


Oración primera. el sol bendeciendo las aguas. 
Pintura presentada al concurso AXA, en Burgos, el 7 de julio de 2018.

Hoy es noche de campanas.
El campanero se inunda de creciente luna.
La luna heraldo con su luz le besa.
El campanar grande rasga el velo de noche y silencio.
Sobre el viento cabalga la voz del bronce eterno.
El tañido como llamada, los repicares como lamento.
El polvo plata de luna viaja por los cielos.
Despertados los Arcángeles del olvido.
Que guardan al atardecer el horizonte cerrando sus alas.
La ciudad se borra, solo quedando campanarios.
Y entre sonar y sonar mil silencios que alaban los vacíos cielos.
Hoy es noche de campanas.

(Agustín Merino)

Cuando llegue a mis ojos el mirar cansado.
La falta del mirar inquieto.
Cuando llegue el mirar derrotado.
Dejarles cerrar es todo lo que les pido.
Cuando la vida deje de golpearme cada mañana.
Y cesen las estrellas de pedirme que no deje de acunar lunas.
Es momento de no hacer ruido, para no despertar  los cerrados ojos, que de eternidad nos visten.
Es ahora que aún tengo la inmortalidad de la avariciosa palabra
Cuando te digo quiero seguir, mientras mis ojos sigan sedientos.

Campanero sigue en tu oficio y haz un canto de tu tañido y no un lúgubre esperpento de la vida, no vida.

(Agustín Merino)



2 comentarios:

  1. Mientras haya palabra, habrá poesía.

    Preciosos poemas. Felicidades al autor

    Besos

    ResponderEliminar